LA MENTE Y LAS EMOCIONES

Hoy en día hay caos en todo el mundo, no porque no haya personas inteligentes, ni seres humanos ni gente capaz, ni personas sanas. ¿Cuál es el problema con nuestra sociedad humana? A pesar de muchos experimentos realizados en tres niveles: mente, cuerpo y materia, no hemos sido capaces de crear un ser humano integro. No hemos comprendido la importancia de un modo integral de vida. El poder del pensamiento y el poder de la emoción son ambos grandes poderes. Para una integración total, necesitamos saber cómo usar el poder de la emoción y cómo evitar que la mente sea perturbada por nuestras emociones.

Es posible que hayas escuchado esta analogía. Una vez había un hombre cojo. No podía caminar. No tenía muletas, no tenía nada a su disposición. Y había un ciego. Ambos querían ir al mismo pueblo. Empezaron a hablar entre sí, “¿Hay alguna manera? Ambos tenemos el mismo destino. “Y después de la discusión encontraron un camino. El hombre cojo subió a los hombros del ciego y lo guió a su destino común. Así también debe el poder del pensamiento y el poder de la emoción combinar las fuerzas para lograr un modo de vida integrado.

Ahora bien, con la introspección y la comprensión adecuada de los diversos aspectos de los estados internos, todos podemos encontrar soluciones en la vida. Es esencial aprender a pensar, no a preocuparte. Tener claridad de la mente. De lo contrario serás un esclavo de las emociones, más si la claridad aflora te convertirás en un guerrero. Todos los problemas pueden ser resueltos porque todos estos problemas son auto-creados. Como eres responsable de crear tus problemas, tienes el poder de ser liberado de estos mismos problemas.

Prácticamente todas nuestras acciones están controladas por nuestros pensamientos. Y todos nuestros pensamientos están controlados por nuestras emociones. Puedes ser una persona culta y altamente educada en la sociedad, pero de repente una sola emoción te molesta y comienzas a hacer cosas que no deberían hacerse. Una emoción puede alterar todo tu ser. No importa si eres alguien muy culto, con muchos títulos, una sola emoción puede molestarte y convertirte en un monstruo.

Por lo tanto, vamos a descubrir por qué las emociones perturban todo nuestro ser. Déjame explicar. Hay seis corrientes emocionales principales que surgen de las cuatro fuentes primitivas de la comida, del sueño, del sexo, y de la auto-preservación. La primera, la emoción primaria es el deseo, también llamado kama. Kama es el principal deseo del que surgen todos los demás deseos. Si este deseo se cumple, surge el orgullo y esto es un problema serio. Si no se cumple, entonces surge el enojo (krodha). ¿Qué es la ira? El deseo insatisfecho se llama ira. El deseo no se cumple, por eso estás enojado. Tu marido quería que hicieras las cosas de cierta manera y no lo has hecho. Él está enojado. O estás enojada con él porque no llegó a casa a tiempo. Un deseo insatisfecho significa enojo. “¿Por qué estás enojada, cariño?”, Pregunta. Tú contestas: “Te dije que trajeras algo para los niños y te olvidaste de traerlo. Empezaste a beber con tus amigos y te olvidaste. Te dije que no bebieras y estás borracho, por eso estoy enojada”.

El orgullo no es autoestima, es una noción falsa. Pienso: “Esta mesa es mía.” ¿Lo es? No, nada nos pertenece en el mundo. Se supone que debo usarla no adueñarme de ella. ¿Así que lo que ocurre es? No sabes cómo usar las cosas del mundo y empiezas a poseerlas, eso es un problema serio. No estás disfrutando de la casa, esa hermosa casa en la que vives. Porque tú la posees, “Mi casa, mi casa, mi casa”. Y luego, volviéndote orgulloso, te embriagas y luego te apegas. Pero si nada es tuyo, nada ni nadie te molestará. Todas las cosas del mundo pertenecen a la Providencia. Por favor, utilízalas. No trates de poseerlas. Ese es un grave error que estás cometiendo; es una enfermedad del pensamiento, una anomalía del comportamiento, ausencia de comprensión. Por lo tanto, hay una fórmula: todas las cosas del mundo pueden ser utilizadas, pero por favor no te apegues, porque no son tuyas, se te prestan a ti. Si con esta comprensión, la esposa y el marido se sientan, hablan y discuten, la vida será hermosa. Su hogar será un jardín del Edén, pero la gente moderna no tiene tiempo para hacerlo.

Déjame contarte una historia. Había un doctor, un médico muy famoso y prestante el cual  tuvo tres hijos. A las cinco de la mañana, solía levantarse e ir al hospital, llegando tarde a medianoche. Su esposa cuidaba de los niños. Un día los niños se despertaron por la noche, lo vieron y le preguntaron: “Mamá, ¿quién es este pícaro?” pues no lo reconocían. Así sucede con todos nosotros. No tenemos tiempo para los niños, no tenemos tiempo para la familia. ¿Qué estamos haciendo? ¿Por qué estamos haciendo todo esto? ¿Por qué esta competencia? Porque mi vecino tiene diez millones y yo solo tengo cinco millones. Pero perdidos en la ilusión de las fantasías mentales, no nos damos cuenta de que él está haciendo caso omiso de su esposa e hijos, está sacrificando su vida, su tiempo y lo que realmente importa por dinero. ¡No hagas eso! Hay algo que se llama paz. Aprende a no estar apegado a las cosas del mundo. El apego es la madre de todas las miserias.

Hace poco en una ceremonia católica mientras el sacerdote ejecutaba los rituales acostumbrados, dos mujeres que asistían a la homilía se observaban entre sí, olvidando el propósito de estar  en la iglesia. Estas mujeres estaban celosas la una de la otra y se criticaban y se miraban con envidia. La mujer de enfrente murmuraba a sí misma: “¿Qué se cree esta vieja? Mirale el diamante que tiene puesto en su dedo. Y que tal la ropita que trae puesta. ¿Quién se cree que es? El próximo domingo, voy a usar un vestido mejo, porque yo no me voy a quedar atrás, no voy a ser la de menos”. Y mientras pensaba todo esto fruncía el ceño como si estuviera enojada. Entonces, guiados por la mente y las emociones sin control, todas las personas están tratando de mostrarse en la Iglesia. Esta es como un club. “Dondequiera que vayas, llevas tu mente contigo. Ya sea que vayas a un templo, al cielo, a una ashram,  a un yogui, a un swami o a un Maestro, en cualquier lugar, tu mente está siempre contigo. Así que este es el momento en el que debes aprender lo que es bueno para ti y hacerlo.

Un hombre de sabiduría es como un árbol de mago cargado de frutos. Cuando hay mangos en el árbol, el árbol se inclina y los niños le arrojan piedras. ¿Qué hace el árbol? Nada malo. Les da fruta a cambio de las rocas. Este es un signo de grandeza el más alto podemos alcanzar en este mundo. Esto no es imposible, cualquiera lo puede hacer. En el pasado muchos seres humanos lo han hecho, nosotros también podemos hacerlo en el presente.

Después de kama, krodha y moha, viene lobha o codicia. La codicia te convierte en un animal. Eres un ser humano, pero la codicia te hace perder todos tus potenciales humanos. Sin embargo, de todas las emociones negativas, la más peligrosa es el ego. ¿Sabes qué es este ego? Hay cuerpo, aliento, mente consciente, mente inconsciente y el centro de la conciencia. Hay cuatro aspectos diferentes del instrumento interno llamado antahakarana, la totalidad de la mente, a saber manas, buddhi, chitta y ahamkara. Ahamkara, o ego, es la mayor de todas las barreras en ir a la fuente de la luz, la vida y la sabiduría, en la consecución del conocimiento del espíritu.

La barrera final es el ego. Cuando eres egoísta, te olvidas de tu propia gente, eso crea una barrera entre la realidad y tú. Eso crea una pared entre la verdad y tú. Así que kama, krodha, moha, madha, lobha y ahamkara, estas son las seis emociones que surgen de las cuatro fuentes primitivas. Una correcta educación espiritual es necesaria, para que al menos entiendas un poco de la anatomía de la persona interior, la que está en tu interior, si lo entiendes, será fácil para ti disfrutar de la vida.

Estas viviendo, pero no estas disfrutando la vida. Ok, ¿es necesario tener objetos para disfrutar? Eso significa que eres un esclavo de estos objetos. Hoy en día, hablas de amor, el hombre necesita una mujer, la mujer necesita un hombre. Eso no es necesario. Debes aprender sobre el amor sin un objeto. Así que cuando se habla de algo más alto, de la sabiduría, es el amor sin un objeto y eso te libera. La libertad vendrá a ti cuando te hayas estructurado.

Buda dijo: “Debes Encender tu propia lámpara, nadie te iluminará.” Si la gente se siente miserable, es porque quiere ser miserable, quiere crear miseria para sí, si cada uno no toma la decisión de caminar hacia el despertar no habrá remedio.

Cada vez que la negatividad aparece en ti, te dices a ti mismo; “Yo soy malo.” Pero no es asi. ¿Quién eres tú para condenarte a ti mismo? Tú perteneces a Dios. ¿Cómo puedes ser malo? Piensa. No debes apegarte a estas negatividades, así como no debes apegarte a lo placentero. Hay que practicar. Limpiar la mente, purificar la mente significa no ser negativo, ser positivo, ser realista, ser sutil, ser práctico.

Para purificar tu mente y liberar la energía de tus emociones, tendras que trabajar con tus patrones de hábito. Cuando un ladrón es atrapado, le preguntan: “¿Sabes que es malo robar?” Él responde: “Sí, lo sé. Yo lo sé cómo tú lo sabes.” Entonces, ¿por qué estás cometiendo robos? “Él dice:” Es mi hábito.” Tendrás que aprender a trabajar con tus hábitos. ¿Cuáles son tus hábitos? Esta personalidad tuya está compuesta por tus hábitos. Los hábitos de pensamiento, crean los hábitos emocionales y juntos crean tu personaje. Pero, si empiezas a hacer nuevas acciones conscientemente, repetidamente, crearás nuevos patrones de hábitos. Saldrás de viejos patrones de hábitos y comenzarás nuevos patrones de hábito. Te transformarás. Tú lo puedes hacer.

La determinación, es el pilar del éxito. No te condenes a ti mismo si fallas. Cuando un niño comienza a caminar, cae muchas veces. Eso no significa que el niño no se levante y camine. Todos hemos caído muchas veces en nuestra infancia pero hoy estamos caminando. Estamos obligados a caer cuando empezamos a aprender a caminar. La determinación es así. Si fallas al principio, no importa. Sigue haciendo esfuerzos. No dejes de hacer esfuerzos, eso es muy importante. Para saber la verdad, debe haber verdad en mente, acción y habla. Y si estás cometiendo errores en la búsqueda de la verdad, estarás en el camino, no te preocupes. La verdad te apoyará, te ayudará, si estás practicando la verdad. No te preocupes por tus errores.

Estos prejuicios humanos obstaculizan el progreso de la humanidad. Sólo algunos pocos que están despiertos, solo los que son conscientes, pueden hacer algo en la vida y pueden ayudar a otros y todos tenemos tales potenciales. Tomate tu tiempo, unos minutos por la mañana y por la noche, y reflexiona en ello. ¿Cómo puedes mejorarte a ti mismo? ¿Cómo puedes mejorar tu personalidad? La muerte no tiene poder para cambiarte, pero tu tienes el poder de transformarte.

¡Despierta, tú tienes tremendo poder!

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: